text.skipToContent text.skipToNavigation
Receta de Voladores al estilo Sandra
Postre del dulce libro de recetas Blanca Flor. Encanta por sus contrastes de una masa ligera y crujiente combinada con el dulzor del manjar blanco y el toque ácido de la mermelada.

Valor nutricional por porción

    • 461Kcal
    • Calorías
    • 23%
    • 15gr
    • Grasas
    • 23%
    • 12gr
    • Proteínas
    • 24%
    • 62gr
    • Carbo-hidratos
    • 21%

% valor diario basado en una dieta de 2000 Kcal

Ingredientes que necesitas:

Porciones
8 - 10
  • 2 tazas de Harina sin preparar Blanca Flor (500 gr)
  • 5 yemas
  • ¼ taza de pisco (63 ml)
  • 2 cucharadas de agua  (30 ml)
  • 1/8 cucharadita de sal (2 gr)
  • ¼ taza (50 gramos) de manteca vegetal Palma Tropical 
  • Manjar blanco al gusto
  • Mermelada de piña o albaricoque (opcional) 
  • Azúcar en polvo Negrita para espolvorear 
      Manjar blanco 
  • 2 latas de leche condensada
  • 1 lata de leche evaporada 

¡Hagámoslo!

Precalentar el horno a 500 °F (250 °C). 

Sobre la superficie en la que se va a trabajar, cernir la harina y hacer un hueco en el centro donde se pondrán las yemas, el pisco, el agua, la sal y la manteca. Amasar todo con la mano hasta que quede una masa muy homogénea. Dividirla en cuatro partes iguales que se pesarán en la balanza para no cometer errores. Con el rodillo estirar cada parte hasta que parezca una lámina transparente y luego cortarla en forma de discos o de rectángulos, al gusto. Ponerlos sobre una lata con silpat o forrada con papel manteca y hornear disco por disco, durante 10 a 12 minutos, hasta que se doren y se llenen de burbujas. Precisamente de allí viene su nombre, porque pareciera que se fueran a volar del horno. Una vez cocidos, rellenar con manjar blanco y/o mermelada del sabor que más le guste y espolvorear con azúcar en polvo. Generalmente, los voladores se rellenan solo con manjar blanco o intercalando el manjar blanco con mermelada de piña y albaricoque. 

Manjar blanco 
Hervir las leches a fuego lento para evitar que se quemen. Dejar enfriar antes de rellenar los voladores.