text.skipToContent text.skipToNavigation
Fiestas de cumpleaños saludables

05.09.2019

  • Recetas para niños
Te cuento cómo evitar darles a los niños una dosis innecesaria de azúcar
Hasta hace poco, llevar a nuestros hijos a una fiesta de cumpleaños significaba regresar a casa con una provisión de dulces que teníamos que esconder para que no se la terminen de inmediato.

Esto está cambiando, ahora los papás nos preocupamos de no darles a los niños una innecesaria sobrecarga de azúcar porque sabemos que altera su comportamiento y, a los más susceptibles, puede causarles problemas de concentración. Claro, por el atracón de dulces también pueden terminar indigestados o con caries, así que lo mejor es evitarlo.

Opciones saludables para ofrecer a los invitados
Si estás organizando la fiesta de cumpleaños de tu hijo y no sabes qué ofrecer a los invitados, tengo algunas ideas que te pueden servir. No se trata de que cambies la torta por zanahorias, sino de que combines una cantidad moderada de dulces con opciones más saludables pero igual de deliciosas. 

¡Con un poco de imaginación organizarás un cumpleaños muy divertido! Una gran idea que además te servirá para entretener a los niños, es hacer que ellos mismos se preparen su comida. Así también te aseguras de que les gustará lo que les ofreces. Puedes poner un carrito de pizzitas o de hamburguesas para que ellos le agreguen lo que más les guste. Si buscas opciones dulces los helados de yogur o los panqueques siempre son una buena opción.
 
Ideas para hacer la fiesta más saludable
 
Las sorpresas. Cambia los dulces por un pequeño juguete, libro, colores o plumones. En los mercados y supermercados hay opciones que no cuestan demasiado y lo más bonito es que a los invitados les quedará de recuerdo.
 
La piñata. Llena solo la cuarta parte con dulces, el resto con juguetitos. Hay unos muy lindos que están a muy buen precio.
 
Las bebidas. Deja de lado las gaseosas y ofréceles chicha o jugos naturales. Si es verano, puedes raspar hielo e invitarles deliciosas raspadillas de frutas. También, puedes implementar un espacio con alguien a cargo en el que haya frutas coloridas y cortadas de manera atractiva para que los niños puedan crear su propio jugo o milkshake. 
 
Los bocaditos salados. Puedes hacer mini hamburguesitas, sanguchitos de pollo o de asado, triplecitos y mixtos. Otra simpática opción es implementar un espacio con alguien a cargo en el que haya todos los ingredientes necesarios para que cada niño cree su pizza o burrito, según sus gustos.
 
Los bocaditos dulces. Como la idea es no llenar a los niños de dulces, puedes poner en la mesa uno o dos, los más populares, junto con opciones más saludables. Por ejemplo, puedes preparar cajitas de pasas (negras y rubias) con frutos secos y chips de chocolate negro. Otra opción es la gelatina batida con leche o con frutas o mini ensaladas de frutas con granola.
 
La torta. Evitar el exceso innecesario de azúcar en realidad no es tan difícil, lo podemos lograr reemplazando la masa elástica por una cobertura más ligera. El keke puede ser de naranja, zanahoria o manzana, que son opciones deliciosas. En cuanto a los adornos, podemos optar por muñequitos que no se coman, para evitar que a los niños les provoque hacerlo. 

¡Espero haberte ayudado! ¡Que tu hijo disfrute de un gran cumpleaños!

Te pareció útil este artículo?

0

Personas consideran que este artículo les sirvió

Cuéntame lo que piensas