text.skipToContent text.skipToNavigation
Enfermedades bucales relacionadas a malos hábitos

22.07.2021

  • Bienestar
¿Sabías que una buena técnica de cepillado es esencial para tener una sonrisa saludable? Ese y otros cuidados te evitarán enfermedades dentales. Conoce más.

El cuidado de nuestra higiene bucal no termina con un buen cepillado de dientes o acudir periódicamente al dentista, también implica estar atentos a todos esos malos hábitos dentales que nos pueden causar enfermedades bucales.

Para eso, es importante conocer ciertas prácticas que debemos evitar. Conversamos con nuestra especialista, la Dra. Evelyn Valladolid, al respecto.

hoja-izquierda

10 malos hábitos que debemos evitar

hoja-derecha

Mantener una buena higiene bucal, no solo nos permite lucir una sonrisa fresca y saludable, también nos permite disfrutar correctamente de las funcionalidades de nuestros dientes. Nuestra especialista nos alcanzó una lista de los malos hábitos que debes evitar para prevenir enfermedades dentales.

  • No cepillarse con la técnica correcta. En este artículo te explicamos, paso a paso, la forma adecuada para limpiar tus dientes.
  • Cepillarse con demasiada fuerza. Este mal hábito puede dañar las encías o causar una recesión gingival, es decir, cuando el margen de la encía se aleja de la corona del diente, dejándolo desprotegido.
  • No cambiar el cepillo desgastado. Recuerda que un cepillo con las cerdas totalmente abiertas o desgastadas, no ayudan a limpiar los dientes. Además, dañan las encías y las lesionan.
  • Deglución atípica. Es el movimiento incorrecto de la lengua y/o otras estructuras de la boca, a la hora de tragar los alimentos, lo que hará que se produzcan maloclusiones o mal alineamiento de los dientes.
  • Morder alimentos muy duros. Puede ocasionar una fractura dental. En algunos casos, compromete las raíces de los dientes y la única solución es la extracción de los mismos.
  • Tabaquismo. Causa pigmentaciones amarillentas en los dientes, encías pálidas, acumulación de sarro y halitosis. Además de otros graves daños que le causan a nuestra salud.
  • Abrir sachets o botellas con los dientes. Puede ocasionar desgaste en los dientes o fracturas, en casos extremos.
  • Uso del mondadientes. Al ser un objeto puntiagudo que utilizamos sin precisión, puede lesionar e inflamar las encías y, si se repite constantemente, produce una recesión gingival o migración de encías.
  • Morder lápices y lapiceros. Puede ocasionar el desgaste y hasta fractura del esmalte de las piezas dentales.
  • Dejar al bebé con el biberón en la boca. Hacerlo más tiempo del debido, le producirá la llamada “caries del biberón”.
diez-malos-habitos
hoja-izquierda

Enfermedades dentales: consecuencias de los malos hábitos

hoja-derecha

La aparición de enfermedades bucales pueden darse con facilidad si continuamos con los malos hábitos. Hoy queremos hablarte de algunas de ellas. Recuerda que siempre puedes evitarlas con prevención.

  • Caries. Ocurre cuando los restos de alimentos se retienen en las estructuras de los dientes, principalmente en los molares, ocasionando la colonización de bacterias y microorganismos.

    Estas se encargan de desmineralizar el diente, iniciando la aparición de la caries dental. En algunos casos, la gravedad de las caries puede comprometer el nervio del diente.
  • Enfermedad gingival. Se produce cuando no se limpian correctamente los restos de comida en los dientes, lo que deriva en una inflamación de los tejidos blandos.

    Con el paso del tiempo, puede progresar a una enfermedad periodontal o periodontitis, donde se ve comprometido el tejido óseo, es decir, una reabsorción del hueso, por lo tanto, la pérdida total del diente.
  • Maloclusiones o mal alineamiento de los dientes. Esta se produce cuando no se han detectado, a tiempo, los malos hábitos dentales desde niños. Se puede producir como consecuencia de la succión del pulgar, por ejemplo.
  • Cáncer bucal. La aparición de una simple protuberancia o mancha en la cavidad oral, debe ser la señal para visitar a nuestro odontólogo lo antes posible. El cáncer en la boca puede producirse como consecuencia del tabaquismo, el alcoholismo, entre otros.
enfermedades-dentales
hoja-izquierda

Malos hábitos involuntarios

hoja-derecha

¿Sabías que existen malos hábitos dentales que no controlamos necesariamente? Y, si bien, pueden causar serias afecciones bucales, la buena noticia es que existen tratamientos modernos para ayudarte a corregirlos. Vamos a conocerlos.

  • Succión digital. Puede causar deformidad en la mandíbula o el maxilar.
  • Onicofagia o morderse las uñas. Produce el desgaste de los dientes.
  • Bruxismo. Un trastorno que puede afectar tanto de día como de noche y consiste en rechinar los dientes. Lo que ocasiona el desgaste de los dientes, en algunos casos, el diente se desgasta tanto que puede comprometer el nervio.
  • Succión del labio. La consecuencia es la maloclusión o mal alineamiento de la dentadura, donde los dientes posteriores encajan muy por delante de los dientes inferiores.
  • Respiración bucal en niños. Ocasiona que el niño tenga más resequedad en la boca, por lo tanto, menos saliva, un fluido importante que contribuye con la mineralización de los dientes, esto último es lo que ayuda a protegerlos de las caries.

No olvides que es posible detectar las enfermedades dentales con chequeos preventivos. Lo recomendable es acudir al dentista una o dos veces al año para asegurarnos de que todo vaya bien con nuestra salud bucal.

malos-habitos

Este contenido, llega gracias a:

Protege tu salud dental y la de toda tu familia.

boton-dento