text.skipToContent text.skipToNavigation
Cómo limpiar una parrilla

18.09.2019

  • Parrilla
Te cuento los consejos de los expertos parrilleros
Me encantan las parrillas porque son la excusa perfecta para pasar tiempo con los que más queremos. Además, ¡son deliciosas!  Lo que no me gusta tanto es cuando hay que limpiar porque, como ya sabemos, la grasa no es tan fácil de sacar.

¿Cómo limpiar la parrilla?
Estuve buscando la manera de que esta tarea no sea tan difícil, así que le pedí consejos a mis amigos parrilleros. Esto fue lo que me recomendaron:
  • La grasa del pollo y la cebolla, nuestros grandes aliados. Antes de usar la parrilla, sigue estos pasos: Espera que caliente. Luego, con las pinzas, agarra un poco de grasa de pollo y frótala sobre la rejilla. Por último, corta una cebolla fresca por la mitad y frótala sobre la rejilla.

    Este procedimiento evitará que los alimentos se peguen a la rejilla de la parrilla y, además, hará que sea más fácil limpiarla después de usarla. En este video te enseño cómo hacerlo, paso a paso:
 

 

​​Es mejor que no uses limpiadores químicos para desengrasar la parrilla, pues contienen compuestos que podrían ser tóxicos o invasivos con el sabor y el aroma de las carnes y verduras.

Otras recomendaciones:

  • Limpia la parrilla cuando esté tibia. Deja que se enfríe un poco y, con la ayuda de un cepillo especial para parrilla y un poco de agua con vinagre, limpia bien los restos de comida y grasa que se quedaron pegados. Como toque final, pásale papel de cocina.

    Si la rejilla de tu parrilla se puede desmontar, puedes dejarla remojando un rato en agua caliente con vinagre o bicarbonato. Luego, le pasas el cepillo.
     
  • Para limpiar el exterior de la parrilla: usa un trapo humedecido en agua tibia con un poco de bicarbonato de sodio. Si el exterior de la parrilla es de acero inoxidable, puedes pasar un trapo con aceite para crear una capa protectora.
     
  • Si tu parrilla es a gas, la limpieza de las rejillas es igual, pero hay que tener cuidado con el protector de los quemadores. Lo mejor es que usemos un trapo suave, porque estas superficies son más delicadas que el metal.
     
  • Siempre usa tu kit parrillero. No olvides tu mandil parrillero y guantes, para evitar quemaduras. Cuando visites una tienda de mejoramiento del hogar date una vuelta por la zona de parrillas, encontrarás utensilios especiales que harán todo más fácil.

    ¡Que disfrutes de la parrilla!

Cuéntame lo que piensas