text.skipToContent text.skipToNavigation
5 formas de preparar huevos

17.08.2021

  • Para tu familia
Conoce las 5 formas de cocer huevos que todo aficionado de la cocina debe saber para incluir en su dieta diaria. ¿Quieres saber cuáles son? ¡Comencemos!

Conoce las 5 formas de cocer huevos que todo aficionado de la cocina debe saber para incluir en su dieta diaria. ¿Quieres saber cuáles son? ¡Comencemos!

Sin duda, uno de los alimentos más versátiles, fáciles y nutritivos que tenemos al alcance es el huevo. Es un alimento que además de caer perfecto como complemento es ideal para disfrutarlo en cualquier momento del día.

Prepara un huevo frito perfecto

Puede parecer fácil pero es más difícil de lo que muchos creen. Te vamos a dar los trucos para que salga perfecto y puedas disfrutarlo en el desayuno o lonche con un delicioso pan caliente o montarlo encima de un lomo saltado o tacu tacu para el almuerzo.

Lo que necesitas es: Una sartén (si es antiadherente, mucho mejor), una espumadera, un huevo a temperatura ambiente, aceite vegetal Primor o mantequilla Manty o aceite de oliva y una pizca de sal.

A fuego medio, coloca la sartén para que se pre caliente.

Echa un chorro generoso del tipo de aceite con el que vas a freír o una cda de mantequilla Manty. Calentar sin que llegue a humear.

Agregar el huevo y dejarlo quieto, tal y como cayó, para que no se generen burbujas.

Con una espumadera anda mojando con aceite, muy despacio, la superficie del huevo.

Echar sal al gusto. Si te gusta la pimienta, también puedes añadirle una pizca encima.

Retirar con cuidado teniendo el plato a servir cerca y disfrutar.

Huevo frito perfecto

Cómo hacer huevos sancochados. ¡Muy fácil!

No importa qué tan experto seas en la cocina, todos saben cocer huevos. Pero quizás hayas notado que en algunos casos el huevo no queda exactamente como lo planeaste porque resultó demasiado cocido o pasado.

Entonces, si solo se necesita agua y huevos, ¿cuál es el factor que determina que un huevo duro sea perfecto? La respuesta es: el tiempo.

Colocar los huevos en una olla y echar agua fría hasta que estén totalmente cubiertos.

Poner a hervir a fuego alto.

Si los huevos son pequeños el tiempo de hervor será de 15 minutos aproximadamente. Y si son grandes, el tiempo será de 17 minutos aproximadamente.

Escurrir los huevos y colocarlos en un bowl con agua helada. El agua helada sirve para pelar más fácil y previene que la yema salga de color verdoso.

Si quieres disfrutar de los huevos cocidos en diferentes formas, te presentamos el tiempo de cocción de un huevo para tenerlo en cuenta:

Huevos sancochados

Huevos escalfados para salir de la rutina

Ya sea para un brunch o simplemente para salir de la rutina en los desayunos o cenas, los huevos escalfados o huevos poché son una excelente opción.

Esta técnica consiste en cocinar el huevo sin cáscara en agua ligeramente hirviendo. ¿Quieres descubrir los pasos para que te salga perfecto? ¡Aquí va!

Ponemos a calentar agua en una pequeña olla.

Echamos el huevo en una taza y reservamos.

Cuando el agua hierva ligeramente, agregamos un chorro de vinagre blanco y hacemos un remolino con la ayuda de una cuchara o unas varillas.

Dejamos caer el huevo en el centro del remolino, con delicadeza.

Cocinamos 3 minutos. Retiramos con una espumadera, y salpimentamos al gusto.

Notarás que la clara está cocida ligeramente y la yema líquida. Puedes acompañarlo con palta, en una tostada, en una sopa o ensalada.

Huevos escalfados

¿Y si hacemos un omelette?

Para los días en los que tenemos poco tiempo para cocinar, un omelette cae perfecto para cualquier momento del día. Lo mejor es que puedes rellenarlo o mezclarlo con distintos ingredientes y quedará listo en pocos minutos.

Te damos un truco, para que el omelette quede intacto y con un armado precioso, te recomendamos usar una sartén impecable, que no se pegue.

La receta es de un omelette clásico relleno de champiñones y queso mozzarella. ¡Qué delicia!

Echar 100 gr. de champiñones cortados a la sartén con un chorro de aceite de oliva Primor. Salpimentar y retirar en un tazón.

Batir dos huevos con un chorro de leche y salpimentar.

Añadir un chorro de aceite de oliva Primor a la sartén a fuego bajo. Es muy importante que el fuego esté a temperatura baja para que se cocine todo el omelette sin llegar a quemarse.

Verter los huevos batidos en la sartén y esparcir haciendo movimientos giratorios.

Colocar los champiñones y 60 gr. de queso mozzarella en el centro del omelette.

Con la ayuda de una espátula, cierra el omelette colocando los extremos hacia el centro.

Dejar que se cocine por 5 minutos o hasta que quede dorado, voltear por 2 minutos para que se dore por el reverso y servir.

Omelette

Juntos y revueltos. ¡Qué delicia!

El reloj avanza, tienes poco tiempo para desayunar pero necesitas algo delicioso y nutritivo para el día. ¿Qué se te ocurre? ¡Huevos revueltos!

A continuación te daremos los secretitos para que los huevos queden esponjosos, suaves y deliciosos.

En un bowl bate dos huevos (por persona), y añade un chorrito de leche.

Calentar una sartén antiadherente a fuego medio y colocar una cda. de margarina Manty.

Añadir los huevos batidos y remover con un cucharón hasta que se cuaje.

Agregar un poco de sal y pimienta al gusto y servir.

Huevos juntos y revueltos
Ilustración de huevo

¡Un truquito!

Para saber si los huevos están frescos; pon en un vaso semi lleno de agua, un poco de sal y luego mezcla la solución. Después, introduce el huevo; si se hunde, está fresco; si se queda en medio del vaso significa que tiene unos días; si no flota, no es fresco.

Esto no quiere decir que esté en mal estado, sino que es de baja calidad.

Si eres de los que no sabían “ni freír un huevo”, con este artículo podrás poner a prueba tus dotes culinarios. Y es que los huevos caen perfecto cualquier día, en cualquier momento. Afortunadamente, cocinar huevos resulta muy sencillo.

Y tú, ¿conoces alguna otra forma de cocer huevos?