text.skipToContent text.skipToNavigation
Beneficios de tener una sonrisa saludable y fresca

22.07.2021

  • Artículos
¿Sabías que una buena técnica de cepillado es esencial para tener una sonrisa saludable? Ese y otros cuidados te evitarán enfermedades dentales.

Sonreír puede lograr mucho más de lo que imaginamos, nos relaja, nos hace sentir felices y contagiamos alegría y, es mucho mejor si lo hacemos con una sonrisa saludable y fresca. Nuestra especialista, la Dra. Evelyn Valladolid, nos cuenta 10 beneficios de mantener el buen cuidado de tus dientes para sonreír con total confianza.

Sonrisas sanas: 10 beneficios de cuidar nuestros dientes

Ayuda a preservar los dientes. Los dientes sanos pueden mantenerse durante toda la vida del ser humano. Es un mito lo de “a mayor edad, menos dientes”. Ha sido demostrado que un buen cuidado puede ayudarnos a preservar nuestros dientes durante toda la vida.

Evita la aparición de las caries. La educación sobre la salud oral y la higiene bucal juega un papel muy importante en el control de caries. Si mantenemos una buena higiene después de los alimentos, evitaremos la aparición de caries dental.

Evita la presencia de enfermedades en la encía. Si podemos remover bien la placa dental y vamos con regularidad a las citas dentales, se puede mantener una correcta salud en las encías, libre de inflamación y sangrado. Es importante recordar que las encías enfermas no muestran signos de dolor y es posible que no sepamos que las tenemos.

Contribuye con una adecuada alimentación. Tener una buena alimentación depende también del cuidado dental, ya que si perdemos los dientes a temprana edad, nuestros dientes ya no tendrían la misma eficiencia en la masticación y no podríamos tener una buena nutrición.

Mejora nuestra autoestima. Nuestra sonrisa es nuestra carta de presentación y es importante mantenerla en buen estado para sentirnos bien nosotros mismos (autoestima). Tener una sonrisa saludable, dependerá de cómo cuidemos nuestros dientes.

Aliento siempre fresco. El mantener una buena salud oral e higiene dental nos lleva a tener buen aliento. Mientras que la falta de higiene, presencia de caries o dientes rotos, son las principales causas del mal aliento.

Nos ayuda a percibir los sabores en las comidas. Si no mantenemos una buena higiene en la lengua, esta no solo se encontraría llena de microorganismos que generan mal aliento también obstruyen o tapan algunas papilas gustativas que tenemos a nivel de la lengua; por lo que nos impediría percibir bien los sabores de los alimentos que consumimos.

Evita la acumulación de alimentos en zonas difíciles. La acumulación de comida entre dientes no solo la evitamos con el correcto cepillado o el uso del hilo dental; también lo logramos al mantener nuestros dientes alineados. Para prevenir una desalineación de dientes debemos ir al dentista desde pequeños, cada seis meses o un año.

Podemos prevenir enfermedades graves. El diagnóstico temprano de alguna neoplasia maligna en cavidad oral se va a dar también por un buen cuidado oral. Debemos acudir a nuestras citas de manera periódica y cumplirlas; ya que se podría detectar algún cambio en la morfología de los tejidos duros y blandos.

En caso se encontrara alguna alteración, el médico debe hacerle seguimiento para poder hacer tratamientos tempranos.

Contribuye a nuestra economía. Si nosotros mantenemos un buen cuidado oral y nos basamos en tratamientos preventivos, a futuro, son los más económicos.

Por ejemplo, cuando te diagnostican una caries pequeña y no hay dolor, el tratamiento sería una restauración con resina simple, pero al no hacerla y dejarla pasar, esta caries aumenta y se hace más profunda. En unos meses, esto podría pasar a ser una restauración más compleja y más cara.

Y si se dejara pasar más tiempo, empezará a presentar dolor, donde el tratamiento ya no sería alguna restauración, sino una endodoncia, un espigo (o perno) con una corona. Un tratamiento de un costo más elevado todavía. En conclusión, no mantener una revisión médica periódica, podría superar al 1000% el costo de un tratamiento que inicialmente fue una simple caries.

Ahora que conocemos todos los beneficios de cuidar nuestros dientes, es momento de ponerlos en práctica. ¡Recuerda que no hay nada mejor que una sonrisa saludable y fresca!