text.skipToContent text.skipToNavigation
¿Vas a empezar un negocio en tu casa?

26.06.2019

  • Emprendimiento
Si vas a usar algún espacio de tu casa para trabajar, la Fundación Romero te da unos consejos súper útiles
Ambientar un espacio de tu casa para empezar ahí un negocio es una gran alternativa para reducir tu inversión. Así, podrás dirigir el dinero que estaba destinado al alquiler del local a otros gastos operativos o guardarlo por si surge algún imprevisto. 

Trabajar en tu casa da muchas ventajas, pero también es muy fácil que te distraigas y empieces a hacer otras cosas que no tienen que ver con tu emprendimiento. Estos consejos de la Fundación Romero te ayudarán:

1. Decide en qué parte de la casa vas a trabajar
Tienes que respetar este espacio. Allí solo estarán las cosas relacionadas con tu negocio, así que tómate las cosas seriamente.

2. Mantén la disciplina y organízate
Fija políticas que definan cómo vas a trabajar y cúmplelas. No vale pararse a cada rato para ir por un antojito, ni trabajar mientras miras televisión.

3. Fija un horario de trabajo
Eso evitará que colapses y descuides otras obligaciones importantes como la familia. Define la hora en que vas a abrir y a cerrar, establece un plan de trabajo semanal teniendo en cuenta las actividades de tu modelo de negocios.

4. Invierte
Estás aprovechando tu casa para reducir la inversión inicial (el pago de un local), pero eso no significa que descuides aspectos importantes o que dejes de invertir. Invierte en asesoramiento, equipo, material de trabajo, insumos, etcétera, en la medida de tus posibilidades.

5. Lleva un control sobre tus ingresos y egresos
Haz un seguimiento constantemente, así podrás detectar algún error en las finanzas de tu empresa o definir estrategias.

6. Concéntrate
Tienes que enfocarte. Probablemente haya distracciones en casa como la televisión, los niños, llamadas telefónicas, etcétera.  Debes poner de tu parte para evitar distraerte.

7. Examínate
Otro consejo es que cada cierto tiempo hagas una autoevaluación del rendimiento de tu negocio. Sé sincero y pregúntate si el negocio en casa está funcionando o si necesitas hacer ajustes.

8. Mantén el profesionalismo
El ambiente repleto de diversiones y estímulos de tu casa podría distraerte. Por eso, es necesario que conserves la seriedad y el profesionalismo en todo momento. Conversa con tus familiares y pídeles que respeten tu negocio, que no hagan bulla cuando estén cerca de tu lugar de trabajo, que eviten interrumpirte cuando estés trabajando, etcétera. 


Te pareció útil este artículo?

0

Personas consideran que este artículo les sirvió

Cuéntame lo que piensas