text.skipToContent text.skipToNavigation
¡Cuidado con la humedad!

03.09.2020

  • Salud
Lo que no me gusta del invierno, es la humedad y sus consecuencias. La humedad aumenta la posibilidad de contraer enfermedades respiratorias como asma o sinusitis o infecciones pulmonares como bronquitis.

Me gusta el invierno porque el frío es la excusa perfecta para acurrucarte en tu sillón favorito y ver una película, preparar chocolate caliente para la familia, usar ese abrigo maravilloso que te estaba esperando en el clóset y otras cosas lindas.

Lo que no me gusta para nada de esta estación, es la humedad. Además de que puede arruinar la ropa y los zapatos, debemos tener mucho cuidado con ella, porque una exposición prolongada a niveles superiores a los recomendados (entre el 45% y el 65%) afecta a la salud. 

La humedad aumenta la posibilidad de contraer enfermedades respiratorias como asma o sinusitis o infecciones pulmonares como bronquitis. También, puede agravar los síntomas de quienes padecen fibromialgia o aumentar el dolor en personas reumáticas. 

Quienes vivimos en ciudades tan húmedas como Lima, debemos tomar precauciones, cuidarnos y cuidar mucho a los bebés y niños, pues como su sistema inmunitario aún está en desarrollo, son más propensos a contraer enfermedades respiratorias y alergias. 

Lo que sucede, es que el exceso de humedad atrae a los ácaros, hongos y bacterias. El moho, por ejemplo, empieza a crecer en las cortinas del baño, marcos de ventanas y clósets. Y el problema es que la humedad y el olor a moho duplican el riesgo de desarrollar asma en los niños de 1 a 7 años. 

Para evitar que el moho aparezca, debemos controlar la humedad de las habitaciones, porque si no hay humedad, no crece. 

Te dejo unos consejos para combatir la humedad en casa:

  • Ventilar siempre las habitaciones de la casa.
  • Detectar los espacios con humedad en las paredes o marcos y removerlos con detergente y agua. Ventilar hasta que quede completamente seco.
  • Llamar a un especialista que verifique si hay alguna filtración o fuga que este creando humedad en las paredes.
  • Comprar un deshumidificador. 
  • Colocar bolsitas con bicarbonato y aceites esenciales en los lugares cerrados.